El 03-05-2018 tuvo lugar el debate G20 del Grupo Vasco del Club de Roma, en Bilbao Berrikuntza Faktoria, a cargo de Susana Ruiz, responsable de Justicia Fiscal en Oxfam Intermón,

con la ponencia ¿ES POSIBLE CONSTRUIR UNA SOCIEDAD JUSTA? CRISIS DE DESIGUALDAD Y GUERRAS FISCALES.

Esta es la convocatoria.

Susana basó su exposición en esta Presentación:

View Fullscreen

En el 82% de la riqueza mundial generada durante el pasado año fue a parar a manos del 1% más rico de la población mundial, mientras el 50% más pobre (3700 millones de personas) no se benefició lo más mínimo del crecimiento generado. El crecimiento de la economía no basta para garantizar una sociedad basada en la igualdad de oportunidades para todos y todas. Los paraísos fiscales son un gran aliado de esta crisis de desigualdad. La inversión mundial hacia estos territorios se ha multiplicado por cuatro en los últimos quince años, creciendo al doble de rápido de lo que crece la economía mundial.

Las empresas del Ibex35 tienen, en total, casi mil filiales en paraísos fiscales. Pero éste es un problema sistémico, no son sólo unos pocos nombres de marcas muy conocidas y reconocidas. La contribución fiscal de las grandes empresas en todo el mundo es ahora bastante inferior a la que era antes de la crisis. Y mientras tanto, el esfuerzo fiscal para mantener las políticas públicas se traslada principalmente a las familias, al trabajo y el consumo. Ningún país ha logrado reducir la desigualdad sin políticas fiscales más justas y redistributivas.

La oleada de reformas fiscales, que se puso en marcha como respuesta a la crisis financiera y que agita, desde entonces, el panorama de reformas internacionales, ha logrado ir poniendo coto a algunas de las prácticas más agresivas y al papel de los paraísos fiscales. Pero no ha sido suficiente. Para contrarrestar estas medidas se está acelerando una competencia fiscal, desleal y agresiva, entre los distintos países, por ofrecer beneficios fiscales a la inversión o rebajar brutalmente los tipos nominales en el impuesto de sociedades. Es una carrera a la baja, hacia una guerra fiscal, de la que la ciudadanía y las personas más pobres del planeta tienen todas las de perder. ¿Qué consecuencias puede traer? ¿Hacia qué modelo fiscal debemos avanzar? ¿Cómo frenar estas guerras fiscales?