El viernes 28 de octubre, en la Sociedad Bilbaina, tuvo lugar la conferencia/debate del Grupo Vasco del Club de Roma, impartida por D. Mikel Irujo Amezaga, bajo el título Navarra, eslabón del Arco Atlántico.

Licenciado en Derecho (Universidad de Navarra), posgrado en política europea (Universidades de Saint Louis y Libre de Bruselas), Diploma de Estudios Avanzados en Derecho Comunitario y Doctor en Derecho Administrativo Europeo.

Fue analista jurídico en Editorial Aranzadi, asesor en el Parlamento Europeo en Bruselas (99-2002), Diputado al Parlamento Europeo por EA, miembro de las comisiones parlamentarias de Educación y Cultura y Cooperación al Desarrollo, y de la Asamblea Parlamentaria de Africa, Caribe y Pacífico. A su regreso a Thomson Reuters Aranzadi, se creó la Unidad de Licitaciones de la U.E., adjudicando a la empresa proyectos de la C.E., Parlamento Europeo, Comité de las Regiones, Banco Mundial y Oficina de Publicaciones de Luxemburgo.

Miembro de la Asamblea de Eurobask (Consejo Vasco del Movimiento Europeo), fue vicepresidente de la Alianza Libre Europea. Es autor o coautor de publicaciones relacionadas con el derecho europeo, entre ellas: Panorámica actual de la comitología (Aranzadi, 2003), El coste de la no Europa (2008) o Basque political system (Universidad de Reno, 2012).

En su conferencia nos habló sobre su experiencia en la UE, que es mucho más que la unión entre sus Estados miembros. La configuración del mercado interior arrastró en buena medida la creación de un marco de competencias propio, entre las que destaca la denominada política regional. Los fondos estructurales y de inversión, dotados de cerca de medio billón de euros, son mayormente ejecutados con un prisma regional. A esto hay que sumar otros fondos o convocatorias competitivas en innovación), medio ambiente y otros sectores, muy dirigidas a cooperaciones entre entes regionales. Todo ello ha creado la necesidad de estrechar vínculos entre las regiones y dio origen a la creación de estructuras permanentes como la Conferencia de Regiones Periféricas Marítimas de Europa (CRPM), de la que Arco Atlántico es una comisión geográfica, la Comunidad de Trabajo de los Pirineos o el acuerdo Aquitania-Euskadi-Navarra. Además de todo ello, la actividad de cooperación regional, que puede definirse como para-diplomacia, ha ido confeccionándose hasta convertir Bruselas en un hervidero de redes, iniciativas y acciones. Así pues, en el contexto actual de la UE las regiones son un elemento clave, puesto que de la ejecución de múltiples programas de la UE, así como de su correcta aceptación y comprensión de los mismos por parte de los ciudadanos, depende en gran medida el futuro de la UE.

Aquí podéis ver la convocatoria.

El Ponente nos hizo esta presentación.

Esta es la grabación de su conferencia:

Y el debate:

Algunas fotos:

GVCECR Dn.Mikel Irujo Amezaga